Cómo blanquear tu prótesis dental

Cómo blanquear tu prótesis dental

1 minute to read

Posted: Dec 02, 2021

Si llevas dentadura postiza o prótesis dentales como yo, te doy la bienvenida. Soy el Dr. Kukident y hoy quiero enseñarte unos cuantos trucos para blanquear tu prótesis dental de varias maneras posibles. Al igual que cuidas tus dientes, es muy importante cuidar adecuadamente tu prótesis dental para que mantenga su brillo y su color blanco y puedas seguir presumiendo de una sonrisa radiante. Así que, ¿cómo blanquear tu prótesis dental?

Empieza por una higiene perfecta

El primer paso para blanquear tu prótesis dental es limpiarla adecuadamente todas las noches, con cuidado y con minuciosidad. Antes de ir a la cama, quítate la prótesis y lávala con agua fría. Utiliza un cepillo de dientes o un cepillo para prótesis de cerdas blandas para eliminar las partículas de comida, la placa y las bacterias. Pon especial atención en limpiar también por debajo de la base rosada. Una adecuada limpieza diaria de tu prótesis, te ayudará a que dure más y a que mantenga su atractivo color blanco.

Conviértelo en una rutina

Además de limpiar tu prótesis con cuidado todos los días, es necesario hacerle una limpieza en profundidad y un blanqueado de vez en cuando. Esta limpieza ayudará a eliminar las manchas por el uso habitual de café, té y otros productos que amarillean los dientes. Los métodos más sencillos para blanquear las prótesis dentales son utilizar agua oxigenada, vinagre blanco, bicarbonato, solución limpiadora blanqueadora para prótesis dentales y seda dental. Una de las maneras más fáciles de blanquear tu prótesis dental es echar en un vaso partes iguales de agua y vinagre blanco y dejar la prótesis a remojo durante 20 o 30 minutos. Después, solo hay que enjuagar la prótesis, ¡así de fácil!

Productos con los que hay que tener cuidado

Si utilizas productos domésticos (como sal y vinagre) para limpiar tu prótesis, es fundamental que no utilices nada que pueda dañarla mientras la limpias. Evita frotar la prótesis con productos para la limpieza que tengan una textura granulada (como la pasta de dientes).

Si recuerdas estos consejos y trucos, tu prótesis se mantendrá tan limpia como el día en que la estrenaste. Si quieres todavía más confianza y comodidad a la hora de llevar tu prótesis, utiliza los adhesivos para prótesis de Kukident todos los días. Estos adhesivos se aplican con facilidad, ayudando a fijar la prótesis o la dentadura postiza en su sitio: son una solución rápida e invisible que además evita que las partículas de comida se queden atrapadas entre las encías y la prótesis.