Un hombre y una mujer ríen mientras desayunan una tostada y un café

Vivir con prótesis dental

La vida no se detiene al utilizar prótesis, pero no vamos a decir que las cosas no serán un poco diferentes al principio. Tanto si utilizas una prótesis parcial como si tienes una prótesis total, te llevará un tiempo acostumbrarte a comer y a hablar de nuevo, por lo que morder una mazorca de maíz o unas costillas no es la mejor idea para empezar (pero no te preocupes, pronto volverás a comerlas sin ningún problema). Tendrás que añadir hábitos a tu rutina diaria, como la limpieza de la prótesis, y es posible que sientas un poco de timidez al sonreír. Sin embargo, la buena noticia es que la vida con una prótesis no tiene que suponer un gran cambio.

Aprende a adaptarte al uso de prótesis dentales