Problemas con la prótesis dental que podemos ayudarle a resolver

Problemas con la prótesis dental que podemos ayudarle a resolver

2 minutes to read

Posted: Dec 02, 2021

¿Sabía que una de cada cuatro personas en el Europa lleva prótesis dental completa o parcial? ¿O que la edad media de una persona con prótesis dental es de tan solo 45 años? Estos hechos podrían resultar sorprendentes, pero también deberían ser tranquilizadores. Si se encuentra en pleno proceso de adaptación a la prótesis dental, debería saber que no es ni mucho menos la única persona.

Puede sentir inquietud acerca de cómo adaptarse a la nueva prótesis dental, desde cómo mantenerla en su sitio y evitar que se mueva a quitarla de forma segura y prevenir el mal aliento. En Kukident nos avalan décadas de experiencia en el cuidado de prótesis dentales, por eso estamos capacitados para ofrecerle los consejos que necesita para resolver cualquier problema.

Seis problemas habituales relativos a la prótesis dental que puede resolver

La prótesis dental se mueve.

Los dientes normales están firmemente anclados en las encías y en la mandíbula. Una prótesis dental requiere de cierta fuerza muscular para mantenerse en su sitio. Los músculos de los labios, mejillas y lengua necesitan aprender a coordinarse y trabajar juntos para mantener la prótesis dental en su sitio, pero al principio estos músculos podrían empujar la prótesis dental y desencajarla. De hecho, el 71% de las personas temen que la prótesis dental se afloje o salte literalmente de la boca de forma inesperada cuando se ríen. Los adhesivos Kukident para prótesis dentales están especialmente formulados para mantener la prótesis en su sitio de manera firme y cómoda sin mayores complicaciones.

Irritación o dolor.

En las primeras horas posteriores a la colocación de su nueva prótesis dental, no es raro que sufra cierta irritación. Para ayudar a mitigar cualquier dolor, simplemente enjuáguese la boca con una solución de agua con sal. Los adhesivos Kukident para no solo impiden que las prótesis se muevan, sino que además son ideales para reducir las llagas y la irritación provocadas por la fricción de la prótesis dental. Si el dolor o la inflamación persisten, visite a su dentista para ajustar cuidadosamente su prótesis dental; no trate de hacerlo usted.

Exceso de salivación.

Con la nueva prótesis dental en la boca, puede parecer que las glándulas salivales generan mucha más saliva que la que necesita la boca. No se preocupe, es algo que se experimenta comúnmente y que disminuirá cuando la boca se adapte a llevar prótesis dental. Un buen consejo es tragar con mayor frecuencia; chupar un caramelo duro o mentolado le ayudará a tragar de manera más natural.

Con la boca llena.

Como la boca es una parte muy sensible, cuando empiece a llevar prótesis dental, podría parecerle que esta es demasiado grande para su boca. También podría tener la sensación de que está empujando los labios hacia fuera, y el aspecto de su boca podría inhibirle. Esto es habitual, pero dejará de ser un problema cuanto más tiempo lleve con la prótesis y más se acostumbren instintivamente los músculos a mantenerla en su sitio.

Halitosis.

Sin un buen sellado, las molestas partículas que se desprenden de la comida y la bebida acostumbran a depositarse detrás de la prótesis dental, en donde se descomponen y produce el mal aliento. Kukident Protección Dual no solo está formulado para mantener la prótesis dental en su sitio, sino que además cuenta con la tecnología de “efecto sellado”, que elimina estas causas de olor, mientras que la acción antibacteriana reduce la propagación de las bacterias. El resultado es un aliento más fresco, clínicamente probado, de hasta 6 horas.

La prótesis dental ya no se adapta.

Si su prótesis dental solía adaptarse a la perfección y ahora difícilmente encaja, es muy probable que sea su boca la que haya cambiado y no la prótesis dental. Los tejidos gingivales y la mandíbula se deterioran con el tiempo, y como la prótesis descansa y se apoya sobre ellos, puede aflojarse y volverse incómoda. Si esto sucede, visite a su dentista para que adapte o sustituya la prótesis y le proporcione consejos acerca de cómo mantener la prótesis dental en su sitio.